“Producir más monos de los que se están vendiendo tanto o no producir porque ya llega el invierno y son muy veraniegos.”

“Hacer una venta especial o no.”

“Spaghetti alle vongole o pizza margherita?”

Últimamente mi día a día consiste en tomar decisiones constantemente. Y con lo indecisa que soy… de vez en cuando se me atascan un poco, jeje. Así que algunas veces cuando las decisiones se me hacen bola aplico un sistema para tomar decisiones que aprendí hace tiempo en un libro de M.J. DeMarco. Creo que lo mejor de este sistema es que consigues tomar las decisiones de forma más objetiva.

La historia de las chocolatinas

El otro día hablando con Nico, un amigo que está haciendo un MBA en Columbia, me contó que en clase habían estado hablando de cómo nuestras sensaciones inconscientes influyen mucho en las decisiones que tomamos.

Y como ejemplo, la profesora les contó que cuando preguntó a su hijo cuáles eran las chocolatinas que más le gustaban él contestó: M&Ms, Sneakers y Kit Kat. Entonces ella le preguntó qué era a lo que él daba importancia en una chocolatina. Y él contestó que debían ser de textura suave, también con un toque crujiente y muy dulces. A continuación le pidió que puntuase cada uno de esos factores de las chocolatinas que había elegido. Tras puntuar cada una de las chocolatinas salió que la que más le debía gustar era Sneakers. Y sin embargo lo que más le gusta son los M&Ms. ¿Y por qué? Porque los M&Ms son muchos y le dan sensación de abundancia aunque en realidad sean más o menos del mismo tamaño que las demás. Y es que somos así.

mm4

El sistema

El sistema me fue especialmente útil cuando tuvimos que elegir el piso en el que íbamos a vivir en Nueva York. Un rato pensaba que el mejor era uno y a los cinco minutos cambiaba de opinión. Para aplicar el sistema hay que hacer un cuadro en el que se listen los factores importantes para tomar la decisión y debes asignar una nota a cada factor en función de la importancia que tenga para ti:

Captura de pantalla 2018-09-16 a las 14.00.40

Una vez hecho eso, puntúas los factores para cada una de las opciones y luego lo multiplicas por la nota que has asignado a ese factor y sumas las multiplicaciones abajo para ver la puntuación total de cada opción:

Captura de pantalla 2018-09-16 a las 13.56.16

Como veis, en este caso la opción ganadora sería el piso de la calle 47.

He de decir que para la mayoría de decisiones del día a día no uso este sistema pero me apetecía compartirlo porque hay ciertas decisiones en las que influyen muchos factores y resulta muy útil poder ordenar tus ideas de esta forma.

¿Y qué más para el próximo domingo?

 Todos los domingos voy a publicar un  post. Los siguientes que tengo planeados son estos:

1.- Cómo producimos nuestra ropa

2.- La evolución de nuestro packaging: de tarjetas de visita agujereadas a un packaging de verdad

3.- Los primeros pasos que di para crear Lady Pipa

¡Ah! Por supuesto no necesitas usar un Lady Pipa para unirte al viaje, pero si quieres…. puedes ver nuestra colección aquí.

Nos vemos el próximo domingo. Comenta debajo, contesto a todos los comentarios