IMG_0628

De pequeña estudié durante muchos años violín. Cuando iba al conservatorio con mi violín a la espalda examinaba cuidadosamente el vagón del metro antes de entrar para asegurarme de que no había nadie conocido. Como si en realidad llevase un cadáver descuartizado metido en el estuche donde guardaba el violín.

Ahora miro hacia atrás y hasta yo misma me sorprendo. Tocar el violín debería haber sido algo de lo que sentirme orgullosa y sin embargo me aterraba encontrarme con alguien conocido y que me reconociese con mi violín a la espalda.

Primero: La gente se va a reír de mí

Muchos os estaréis preguntando por qué tanta tontería, jaja (os comprendo). Pues bien, me daba miedo que la gente se riese de mí por tocar el violín. Estúpido, sí, lo sé.

Pero el miedo a que la gente se ría de mí sigue surgiendo una y otra vez cada vez que voy a hacer algo un poco distinto a lo que hace el resto de la gente, algo fuera de lo normal.

Pero si lo piensas… la gente que se ríe no es la que importa: tu familia te va a seguir queriendo, tus amigos no te van a expulsar del grupo de whatsapp, el portero de casa no te va a dejar de saludar y tu perro va a seguir yendo a saludarte cuando llegues a casa.

Y si alguien se ríe, ¿qué pasa? ¡Nada!

Segundo: Alguien ya lo ha hecho antes (mejor)

Segundo miedo: alguien ya lo ha hecho antes. Pues sí, casi todo está inventado. Como dice Twyla Tharp en su libro El hábito creativo, nada es completamente original. Nadie es completamente original. Ni Homero, ni Shakespeare, ni definitivamente tú. Asúmelo.

twyla tharp

Cuando empecé Lady Pipa ya había muchas marcas de ropa de fiesta. Pero creo que no es razón suficiente para quedarme paralizada sin hacer nada, ¿no? Lady Pipa tiene algo diferente que ofrecer. Queremos hacer ropa de fiesta sencilla y sofisticada para que te sientas tan tú como cualquier otro día, pero mucho más guapa, sin sentirte disfrazada.

Tercero: No sé cómo hacerlo

Como diría tu madre… ¡nadie nace sabiendo! Jaja No, en serio, está claro que no saber por dónde empezar es un inconveniente. Pero nos va a pasar siempre que queramos hacer algo por primera vez.

ni idea

En mi caso yo no había estudiado nada relacionado con el mundo de la moda ni tenía ningún conocido que trabajase en ese sector. A mí lo que mejor me funcionó (y me sigue funcionando) es tirar del hilo hasta encontrar lo que busco. Lo hago en este orden:

  • Buscar, buscar y rebuscar en internet.
  • Leer libros sobre los temas sobre los que quiera informarme (creo que hay libros de prácticamente todo).
  • Preguntar a todo el mundo mis dudas, nunca se sabe quién te puede pasar el contacto de alguien que te pueda ayudar.

Una duda que me soléis preguntar mucho es cómo encuentro a gente que preste los servicios que necesito (patronistas, talleres, proveedores de tejido, mensajeros, packaging…) Lo que yo hago es preguntar a todas las personas que crea que pueden tener una mínima relación con el servicio en concreto que necesite.

Por ejemplo, necesitas patronistas pero sólo conoces una tienda de telas que está en tu barrio. Vete a la tienda de telas, habla con el dependiente, te enrollas un poco contándole lo que necesitas y lo más probable es que te dé algún contacto del que puedas seguir tirando. Mi recomendación es siempre contactar a un mínimo de tres personas para poder comparar precios, feeling, etc.

Cuarto: Fracaso

¿Y si no le gusta a nadie y no vendo nada jamás? En realidad es imposible que eso ocurra. Si a mí me encantan los diseños que hago, tiene que haber más gente a la que le gusten. Sólo hay que llegar a esas personas.

En todo caso, no estamos hablando de construir la catedral de Burgos. Si lo intentas y no funciona ya lo intentarás de una forma distinta la próxima vez. Quítale hierro al asunto.

“El momento que más miedo da siempre es justo antes de empezar” Stephen King

Yo soy garra de Jaguar y este es mi bosque

Los miedos nos paralizan y nos hacen cometer errores. Yo por mi parte ni siquiera tengo la intención de superarlos, sé que siempre van a estar ahí. Me vale con identificarlos e intentar dejarlos atrás para poder continuar el viaje de Lady Pipa.

Me encanta esta escena de la película Apocalypto. El protagonista lleva días huyendo aterrorizado cometiendo mil errores porque está paralizado por el miedo. De repente se da cuenta… ese es su territorio, él conoce esa tierra mejor que nadie y puede aprovecharse de eso para sobrevivir. Nosotros tenemos que hacer lo mismo: tener claro quiénes somos, lo que se nos da bien (cuál es nuestro territorio) y sin miedo, aprovecharnos de esos talentos.

¿Y qué más para el próximo domingo?

Todos los domingos voy a publicar un  postLos siguientes que tengo planeados son estos:

1.- La soledad de crear una marca de ropa sola

2.- Cómo producimos nuestra ropa

3.- Mi sistema para tomar decisiones

4.- La evolución de nuestro packaging: de tarjetas de visita agujereadas a un packaging de verdad

¡Ah! Por supuesto no necesitas usar un Lady Pipa para unirte al viaje, pero si quieres…. puedes ver nuestra colección aquí.

Nos vemos el próximo domingo. Comenta debajo, contesto a todos los comentarios :)