Viernes 11 de agosto de 2017 a la 1 de la madrugada en Mum’s, un restaurante en Sagres, después de beber algunas copas de vinho verde (si no lo habéis probado, no lo olvidéis la próxima vez que vayáis a Portugal :)).

“Hoy en la playa he terminado el libro de Nacho Dean. Ha dado la vuelta al mundo a pie en solitario porque era su sueño. Me ha dado qué pensar acerca de cuál es mi sueño y creo que tengo claro que es vestir a la gente en ocasiones especiales de su vida” le dije a mi novio Antón.

¿Estás pensando en volver con Lady Pipa? La última vez tuviste que dejarlo porque no podías compaginarlo con tu trabajo. Si no te pones al 100% probablemente te va a acabar pasando lo mismo…”  – me respondió Antón.

“Ya, tienes razón… Lo voy a retomar y cuando pase la primera temporada lo dejo todo y me pongo a full, lo juro!” – viniéndome arriba en un momento de esos de exaltación de la noche.

“Jaja muy bien pero mañana no te olvides!” – se reía Antón, algo incrédulo.

La noche terminó y esta conversación pasó al olvido de la noche como tantas otras…

El libro "Libre y salvaje" de Nacho Dean. Os lo recomiendo muchísimo.

El libro “Libre y salvaje” de Nacho Dean. Os lo recomiendo muchísimo.

Domingo 20 de agosto deshaciendo la maleta en mi casa en Madrid. Saco el libro de Nacho Dean. Al verlo, sonreí al recordar la conversación, pero no le di más importancia. Y cuando estaba a punto de dejarlo en la estantería, escuché una voz dentro de mí (bueno no fue una voz, supongo que simplemente lo pensé).

“Sigue a tu corazón”

Siempre dicen que los borrachos dicen la verdad, pero yo creo que es por que cuando estás “contentilla” te sale todo del corazón.

Últimamente pienso que cuando dudas entre razón y corazón, hay que seguir al corazón.  Y no sólo lo pienso yo, también Steve Jobs en su discurso mítico en Stanford.

No puedes conectar los puntos mirando hacia delante, sólo puedes conectarlos mirando hacia detrás. Tendrás que confiar en tu corazón.  – minuto 5:00 Steve Jobs

Emprender es sacrificio

Emprender tiene sus sacrificios. Emprender significa vivir unos años como nadie quiere: las preocupaciones te persiguen siempre aunque sea fin de semana, no siempre todo sale como esperas y por supuesto (al menos al principio) ganas bastante menos dinero!

En mi caso la decisión era muy complicada porque yo ya tenía un trabajo envidiable y una carrera aparentemente prometedora como abogada en uno de los mejores despachos del mundo. Y digo “envidiable” y “aparentemente” porque hablo de la percepción que los demás podían tener de mi vida, no de mi propia percepción.

Además a eso se unía que yo no era una persona infeliz en mi trabajo. De hecho, me gustaba y tenía unos compañeros geniales que hacían que ir a trabajar fuese divertido. Pero siempre tenía la sensación de que no era lo que yo quería realmente.

Comiendo con algunos compis un viernes.

Comiendo con algunos compis un viernes.

Efecto mariposa

No se si habéis visto la película “Efecto mariposa”. A mí me impresionó mucho. El protagonista tiene la capacidad de volver al pasado y cambiar sus decisiones y durante la película vas viendo cómo se desarrolla su vida de forma totalmente diferente en función de las decisiones que tomó en el pasado.

Viendo la película te vuelves aún más consciente de que las decisiones que tomamos a diario, la forma en que vivimos nuestra vida actualmente va a tener un impacto alucinante en el futuro. El hecho de quedarme en mi trabajo de brazos cruzados sintiendo siempre esa necesidad de ir más allá sin acabar de dar el paso también era una decisión y no era algo de lo que estuviese nada orgullosa.

Hay que dedicarse al 100%

Para que un proyecto salga adelante debes estar en los detalles, que es donde está la diferencia; y en esos detalles no puedes entrar compartiendo tu tiempo.

Con Lady Pipa he estado 4 años compartiendo mi tiempo, pero desde hace un mes que estoy al 100% se nota que…. ¡ahora sí!… estamos cogiendo el rumbo correcto. Hemos dejado de recibir emails con errores  y empezamos a recibir emails de clientas encantadas :)

“Ningún caballo llega a algún lugar hasta que es ensillado. Ningún Niágara es convertido en energía eléctrica y luz hasta que no es canalizado. Ninguna vida crece en grandeza hasta que no es enfocada, dedicada, disciplinada.” – Harry Emerson Fosdick

Eso sí, creo que no hay que precipitarse. Me parece clave verificar que la idea que tienes puede funcionar y luego ya sí, hay que lanzarse a la piscina. ¡El mundo es de los valientes!

El empujoncito final: Me he venido a vivir a NYC!

Diciembre de 2017 en el puente de Brooklyn. Aún no me imaginaba que en medio año estaría viviendo en NYC

Diciembre de 2017 en el puente de Brooklyn. Aún ni me imaginaba que en menos de un año estaría viviendo en Nueva York

Hace unos meses le ofrecieron a mi novio Antón irse a trabajar a Nueva York. Wow, vivir en NUEVA YORK no es una oportunidad que se presente todos los días. Ese fue el empujón que necesitaba, por fin tenía que decidir: quedarme en mi zona de confort con la sensación de que no estaba haciendo lo que realmente quería y rechazar la oportunidad de irme a vivir a Nueva York o ser valiente y dar el paso por fin. Lo demás ya es historia. 

Por supuesto tendré que pasar meses enteros en Madrid para preparar las colecciones y supervisar el proceso de producción de nuestros productos, que os contaré en un post más adelante. Pero el resto del tiempo lo pasaré en Nueva York y voy a empezar a trabajar con vistas a vender Lady Pipas también en Estados Unidos. En otro post os contaré cómo organizo mis días y en qué consiste mi trabajo ahora.

¿Y qué más para el próximo domingo?

Todos los domingos voy a publicar un  post. Los siguientes que tengo planeados son estos:

1.- Los 4 miedos que tuve que superar para crear Lady Pipa

2.- La soledad de crear una marca de ropa sola

3.- Cómo producimos nuestra ropa

4.- Mi sistema para tomar decisiones

¡Ah! Por supuesto no necesitas usar un Lady Pipa para unirte al viaje, pero si quieres…. puedes ver nuestra colección aquí.

Nos vemos el próximo domingo. Comenta debajo, contesto a todos los comentarios :)